¿QUÉ QUIERES SER DE MAYOR?

Hace unos días tuve la oportunidad de participar en una charla para estudiantes, en el instituto de mi hija… tuve la oportunidad tan valiosa de compartir mi camino y mi experiencia para los que están empezando…

Hay tres ideas que sobretodo quería dar:

1.- Dónde quieres vivir de mayor?

2.- Si cambias de idea por el camino, no pasa nada! Siempre lo puedes cambiar.

3.- Adelante con lo que quieres desde el corazón!! Contra viento y marea, cree en ti!

Entiendo que es muy difícil para los teneagers de hoy en día elegir su profesión. Viven con demasiados paradigmas sociales, familiares y propios!

En una sociedad en la que somos los padres y los mayores, lo primeros que damos un ejemplo erróneo, en la mayoría de los casos, no quiero generalizar, pero normalmente demostramos admiración por personajes de éxito, sin embargo no admiramos al agricultor que se encarga de que tengamos verduras frescas cada día en nuestra mesa! Lo cual es mucho más importante. Admiramos al egocéntrico con un buen coche, y no mostramos admiración por aquella persona encantadora, con un trabajo humilde que nos atiende casi a diario…. Y esto lo que hace es dar un escenario a los más jóvenes, de que lo que vale, es un “triunfo” de escaparate. Y digo de escaparate porque lo que consideramos triunfadores, normalmente son personas extremadamente infelices y con una vida interior muy pobre…

Por lo tanto: ¿Cómo queremos que nuestras nuevas generaciones sepan por donde tirar?

Si además le sumamos que cada un@ ya venimos a este mundo con nuestra carga karmica, transgeneracional, biológica… es muy difícil saberlo.

Yo quería dejar de estudiar en Tercero de Bachillerato, gracias a mi padre, a quien adoraba, y me dio la oportunidad de estudiar, lo que yo quisiera, por muy loco que fuese, algo en lo que realmente fuese la mejor… Elegí ser diseñadora de moda. Algo que en aquel momento, ni existía prácticamente: mi abuelo que era director de escuela, me acompañó a visitar las escuelas de diseño; a ver qué eran y quien impartía allí enseñanzas de algún tipo.

Y fui una diseñadora de “éxito”, siempre tuve trabajo, no me faltó nada, viajé por todo el mundo, conocí muchas personas interesantes y tuve oportunidades jamás soñadas por mi madre para mi… sin embargo, aún así, fui muy infeliz muchas veces… porque en realidad, había trabajado en Moda, como mi padre, por amor y admiración hacia él.. para captar su amor, que pensaba que me faltaba, por una carencia. Y durante muchísimos años viví dividida entre la sensación de “he triunfado” y la de “estoy sufriendo, no lo entiendo. Sí tengo todo…”   He tardado muchos años en comprender a través de la terapia transgeneracional y de estudiar biodescodificacion, que hacemos este tipo de cosas. Porque en realidad, no nos equivoquemos TODO, lo hacemos por amor. Busca por amor a qué o a quien haces las cosas.

Doy las gracias por todo ese camino, que por fin desembocó donde estoy ahora, que seguramente es lo que mi corazón quería desde el principio! Porque a mi, lo que me gustaba era ir a Ballet, pero me borró mi madre por repetir Primero de Bachillerato!! Hahaha

En 1995 empecé a hacer Yoga, salía de las clases con alas en los pies.. feliz… no lo veía, y ya lo tenía…

Como creo que la mejor enseñanza que podemos dar es a través de la experiencia, no de la teoría, mi moraleja es la que he anunciado al principio.

Yo a mis hijos les digo que no piensen qué quieren ser, porque serán lo que ellos quieran en cada momento. Que piensen dónde y como quieren vivir y a partir de ahí, busquen una profesión que puedan realizar en aquel lugar. Les apoyo en todas las profesiones que han dicho que van a realizar, porque entiendo que esto les da la autoestima suficiente para creerse dignos de llevar a cabo cualquier empresa. Y además les digo que no se estresen porque yo, que quería dejar de estudiar con 16 años… no he dejado de estudiar en mi vida, y sigo estudiando.. tienen toda la vida para aprender distintas cosas…

¿Qué quiero yo ser de mayor?

Una persona de la que ellos estén orgullosos, y que cada noche cuando me meta en la cama, me sienta feliz por las acciones que he realizado en este día. Lo demás son anécdotas.

S.Devi

1 Comments


Marta
16 de marzo de 2018

Muy bonito e interesante Silvia.
Estoy de acuerdo contigo. ( Yo quiero llegar a mayor)

LEAVE A REPLY