“AGOTADA DE SER YO”  

Qué fácil es hablar en Yoga de desidentificarse del personaje, de que no somos el personaje que vestimos y calzamos para mostrarnos al mundo…

El ser limitado que soy en el mundanal día a día que vivo, tiene continuamente necesidades: tengo que ir al trabajo, coge el tren, vístete, preparar una reunión, estudia, quiero ese coche, quiero otra casa, le gusta otro vestido, siempre piensa que le falta algo, vive en la carencia de cosas, en el deseo de cosas que no tiene, el deseo trae consigo el rechazo también de todo lo que no le gusta: situaciones, personas, etc.

Entonces: que fácil es decir que yo no soy ese personaje, pero claro, en el día a día… cómo manejo yo este concepto de que yo no soy todas estas cosas, todas estas cosas en las que enfoco mi energía, además??

Incluso cuando duermo sueña este personaje!!_ Y soy esto ó lo otro, y hago cosas, y disfruto, ó sufro, tengo miedo!! En mis sueños el personaje sigue actuando!!

Gracias a “Dios”, en el sueño profundo por fin desaparezco… por eso es tan necesario dormir profundamente!_ Es mi único descanso si no soy meditador.

Los sentidos buscan continuamente sensaciones externas. Soy absolutamente vulnerable.

Necesito que mi pareja me quiera, porque sino soy muy infeliz. Si se me rompe el coche, estoy muy preocupada. Si mi jefe no esta contento, me siento insatisfecha conmigo. Si mi hijo no me hace caso, la ansiedad de devora… mi pobre personaje es un desastre!! No hace más que sufrir!!_ Entonces, cómo me libro yo de esta vivencia??_ Qué tiene que ver el Yoga con todo esto??_ Cómo me libro de todas estas fluctuaciones??

Cómo me libero de todo esto?

Y mis pensamientos, son agotadores! No paro de darle vueltas a lo que pasó, a lo que me enfadó, a lo que deseo… etc. Porque en el momento en que aparece YO en la mente, allí aparece el pensamiento. YO es la raíz de todos los pensamientos, Sw. Rama escribió largo y tendido sobre esto!! _ Si no hay YO, no hay pensamiento. Piensa en una frase quitándole el YO! No existe. No hay pensamiento donde no hay YO!!

Y luego la enfermedad! Mi cuerpo es limitado. Por mucho que yo medite, que sea el yogui perfecto, mi cuerpo puede enfermar y yo dejarlo por su limitación. Solamente la conciencia es infinita e ilimitada. Donde hay materia, hay limitación. Es agotador! Frustrante!_ No te parece?

La buena noticia es que la libertad no nos la puede dar nadie, porque la libertad es una actitud, es una vivencia, es una conciencia de vida. Esa esencia intocable que siempre esta en nosotros, es libre aquí y ahora. Independientemente del personaje. La conciencia es siempre libre y dichosa, no depende del cuerpo, ni del pequeño personaje.

Meditamos y empezamos a entrever, a acercarnos a este espacio, a reconocerlo cada vez más rápido… esa conciencia que siempre nos acompaña. Que es lo único en nosotros que nunca cambia. Debemos ir cambiando poco a poco la visión de uno mismo… Lo mismo que hacemos con la meditación, con el estado meditativo: sacarlo de la esterilla y cada vez volver con más asiduidad a la conciencia del momento, este retorno una y mil veces es como una gota que cae… esa gota, con el paso del tiempo, hace gotera. Y consigue pasar por donde se proponga.

Invita a este pensamiento de desidentificación de tu personaje, a que te acompañe también cada vez con mas asiduidad, en tu día a día. Y desidentifícate de las situaciones, de las relaciones, de lo que ocurre a tu alrededor.

Lleva a la experiencia real, lejos de los textos y la teoría, persevera en esa idea de que no busco más la felicidad fuera, la busco en mi. No busco nada en el futuro, lo busco ahora. No necesito cambiar el mundo, ni a ninguna persona…

Esto te va a dar una tremenda sensación de libertad…

Feliz día,

S.Devi.

 

 

0 Comments


LEAVE A REPLY