El camino del yoga es el camino del AMOR…

Sí, así de cursi se me ha ocurrido este titulo, quizás porque no podía ser otro. Este es el que lo define mejor.

Yo era de las que tenía mucho carácter, y además estaba orgullosa de ello. Entonces todavía pensaba que era algo bueno, y lo es, en esencia, es una forma de defendernos del entorno, pero quedémonos con la esencia, porque generalmente se apodera el Ego, el personaje que nos creamos de este sistema y lo utiliza para todo en el nombre de «mira qué fuerte soy, mira cómo tienes que andarte con cuidado conmigo»

Empecé a practicar Yoga porque estaba muy estresada y muy triste, me sentía muy sola, pese que a que había triunfado nada más salir de la universidad. De hecho había conseguido postgraduarme en la uni, a pesar de que lo que yo quería estudiar todavía no existía como carrera, así que lo hacía en escuelas privadas! _ pero a pesar de que ya estaba logrando cosas increíbles, yo estaba estrellada y sola. Tenía muchos amigos, por entonces vivía en La Coruña, aún los tengo y los amaré siempre. Vivía con mi novio. Trabajaba en una multinacional. Cómo podía ser que estuviese sola?

Además de empezar a practicar Yoga, cosa que fui cogiendo y dejando a lo largo de mi vida, leía muchísimo y como nunca fui novelesca, leía sobre religiones, espiritualidad y nutrición! Fíjate!

Y así fue transcurriendo mi vida… Una vida aparentemente de éxito. Pero yo sufría. Y es más, sufría el doble porque pensaba que nadie me socorría. Ni mi pareja!

Mi curación empezó cuando decidí buscar un maestro y profundizar en la practica. Entonces por fin, empecé a dejar las terapias y a coger la disciplina, hasta que llegué a levantarme a las 4:45h cada día para poder hacer todo lo que yo quería, mi sadhana y estudios.

La primera vez que intuí que algo había cambiado en mi fue la ultima vez que visité Rio de Janeiro. Un hombre me puso una pistola en la cabeza y me pidió el teléfono. Fui consciente de esos segundos en lo que tu sistema parasimpatico coge las riendas, pqoreu a ti, ó quien tú te crees que eres, no le da tiempo. Le empujé con el teléfono y salí corriendo entre arboles y farolas por si me disparaba. Para que no me diese!

Cuando llegué al rato a un punto de encuentro donde había compañeros míos de trabajo, me vieron llegar corriendo, y les conté lo que había pasado, todos se sorprendieron porque yo estaba contenta. No lloré. No me traumé. Solo pensaba qué suerte tenía de estar viva. Era feliz!! Y me di cuenta de que mi percepción estaba cambiando.

Desde entonces ha llovido muchísimo. Han pasado muchas cosas porque mi vida es muy creativa, lógicamente, como yo! Y cada vez más veo desde mi corazón como va cambiando mi percepción del mundo y sobretodo de las personas. Ojalá desde la escuela nos enseñaran en lugar de Catolicismo, Budismo, por ejemplo. Para crecer desde el amor al prójimo. No desde la competitividad y el egoísmo. Porque entonces veríamos y aprenderíamos a reconocer en el otro que como yo, busca ser feliz. Que no hay ninguna persona en este mundo que quiera otra cosa más que ser feliz.

Me sigues? _

Y para ser feliz el ser humano necesita sentirse amado. Todo lo que haces al fin y al cabo, por tanto, lo haces por Amor. Te apuntas al gimnasio por amor, mandas un mensaje por amor, te tomas una caña, porque te crees que te amas y te la mereces, ó te pones hasta arriba de drogas porque te crees que no te quieren ni te quieres!! Sólo hay una fórmula. Sólo hay una cosa que queremos: Amor.

Pero cómo encuentro yo ese estado de Amor, en el que comprendo a quien tengo enfrente, que me acaba de hacer una jugarreta, y yo ya he cambiado. Yo ya lo veo como quien ve a un niño jugando. Veo lo que no ve. Y es que lo que yo veo es que me Ama y no sabe expresarlo, ó es que no se quiere, ó es que pasa por encima de mi en el trabajo para poder resaltar, cómo si pudiese ser mejor que yo!! Todo se resume en una cosa: Amor.

Pero cómo aplico yo esto a mi vida, cómo cambio mi mente?_ Este es el quiz de la cuestión. Para mí hay dos caminos, uno espiritual y otro mundano, y tienen que ir de la mano. Es decir, yo he ido cambiando, y además me falta muchísimo por mejorar y evolucionar y soy consciente de ello. Aún así, si no soy capaz de compaginar mi vida, mi alimento espiritual: meditación, yoga, mindfulness, tu religion, llámalo X, y además empiezo a aplicar en mi dia a día, en mis acciones y en mis relaciones este enfoque, sin esto, no puedo avanzar.

Mi nuevo enfoque debe ser que nadie tiene que cuidarme a mi, porque yo me valgo. Soy yo, quien esta aquí para servir al otro. Y entonces me tomo la vida de otra manera. La convierto en sadhana. En un espejo en el que observo. Soy mero observador, intentando sujetar a mi ego para que no salga por peteneras.

A mi me han hecho falta dos divorcios, varias relaciones más, dejar mi trabajo en el big business, abandonar una vida de alto standing, vender mi maravillosa casa, arruinarme, cerrar mi escuela de yoga y cocina, convertirme en «novia», que me mantengan, ser ama de casa, hacer en mi día a día lo que nunca había hecho, y además hacerlo como sadhana. Como trabajo de crecimiento personal… Dejar de enfocar la relación como ese escenario de pura pasión que debe ser todo el rato así, para enfocarla como lugar de espejo donde yo me veo y me elevo. Donde ya no caigo en esperar que me recojas, sino que estoy al servicio para acompañarte en tu crecimiento.

El día que haces esta reflexión experimentas las dicha más grande… La que nada te puede quitar porque ves al pobre humano en su mundanalidad, hasta en el que va de más malo. Y te reconoces en él. Un día hiciste lo mismo seguramente, de alguna manera. Y reconocerte en el otro, eso es Amor.

3 Comments


Maria Sanjurjo
17 de enero de 2019

Bonita reflexión Silvi, q sepas q me ayudado a entender ciertas cosas q me están sucediendo. Pero creo q estoy en el camino correcto. Graciassss. 🤗🙌❤️😘

Maria d'olors
17 de enero de 2019

Silvia, estoy orgullosa de conocerte, eres una gran persona siempre lista para todo, si, has pasado por muchas expetiencias buenas y no tanto pero después de observar el resultado solo quiero decirte que te quiero, te quiero Sílvia!!!!

Judith
17 de enero de 2019

Lovely test Silvia! Me ha gustado mucho leerte era la misma sensación que tenerte a mi lado. Me haces sentir muy feliz de verte así de feliz y plena. La distancia nos marca pero yo siempre te tengo presente. Me haces recordar que tengo un poco olvidado mis minutos de meditación pero es cierto esto es una manera de vivir. El amor se consigue cuando uno se ama y se aprecia. Muchos besos querida amiga!

LEAVE A REPLY